Presentación del libro “Educar, desde la luz al silencio. Un recorrido por la educación en el Alto Palancia durante el siglo XX”

Colonias en el camino de acceso desde la Cartuja al pinar de San Juan.

Presentación del libro “Educar, desde la luz al silencio. Un recorrido por la educación en el Alto Palancia durante el siglo XX”

Tras un intenso mes de marzo, en el que el Instituto de Cultura Alto Palancia presentó dos libros sobre Jérica y la Guerra Civil en la comarca, la asociación cultural vuelve a retomar el pulso ordinario de publicaciones, que se concretan para el resto del año 2017 en un boletín de estudios, que será ya el número 24, y un libro sobre la educación en nuestra comarca.

El día 10 de Junio, el ICAP presentó, en el Círculo Segorbino (Casino), el libro del conocido maestro y escritor José Manuel López Blay, cuyo tema central es la educación en el Alto Palancia en el siglo XX. Esta publicación recoge cuatro estudios enmarcados en una corriente que ha cobrado fuerza dentro de la historiografía de la educación: la utilización de la fotografía escolar como fuente documental para la interpretación histórica; es decir, como un texto realizado en un contexto concreto, a través del cual podemos reconstruir e interpretar un hecho social, histórico, educativo más allá de su naturaleza estrictamente ilustrativa.

En palabras de José Manuel López Blay, hasta la fecha han sido escasos los acercamientos que, desde una perspectiva histórica, han analizado la realidad educativa de nuestra comarca. Este monográfico intenta contribuir modestamente  a la construcción de un mosaico que cartografíe el devenir del sistema educativo en el Alto Palancia y, al mismo tiempo, pretende animar a jóvenes  amantes de la historia y de la educación a seguir aportando teselas  que nos permitan disponer de una imagen lo más ajustada  posible a la realidad.

 Día del Domund en 1965

Día del Domund en 1965

El trabajo Colonias escolares en el Alto Palancia. 1906-1938 tiene su origen  en la localización fortuita de una serie de fotografías de una colonia escolar en el entorno del pinar de San Juan (Altura); fotografías que no podían  asociarse a las ya conocidas de los colonos del Patronato de la Juventud Obrera que, entre 1906/1912, organizó estancias en el Santuario de la Cueva Santa (Altura). Esa fue la razón que me animó a indagar en hemerotecas y en el mundo del coleccionismo. De esta manera, pude documentar la existencia de colonias escolares desde 1928 a 1933 en Segorbe y Navajas organizadas por el Ayuntamiento de Valencia y, ya durante la guerra civil, por el Ministerio de Instrucción Pública, en Altura.

El segundo estudio, centrado en el Centro de Colaboración Pedagógica de Segorbe entre 1934/1936, una experiencia  innovadora de formación permanente del Magisterio, puesto en marcha por el gobierno de la República y dinamizado por el poliédrico inspector don Antonio Michavila y Vila, también surgió a partir de una fotografía, que el maestro don Manuel Estruch Agustí realizó en la escalinata de la catedral de Segorbe a los maestros y maestras de la zona de Segorbe-Viver durante una de sus reuniones mensuales.

Las fotografías reunidas para la exposición Altura. La memoria de la escuela (Consejo Municipal de Cultura. Ayuntamiento de Altura. Marzo 2004) y el inesperado hallazgo de un rimero de papeles desordenados, entre los que localicé la confirmación de la sanción administrativa impuesta por el gobierno de la República a la maestra doña Pilar Espada, me animaron a realizar un trabajo centrado en el análisis de la depuración del magisterio en Altura durante el Franquismo.

El último, Escrituras vigiladas. Cuadernos escolares y control ideológico está centrado en una colección de cuadernos escolares colectivos de la clase del maestro Jaime Ramón y Porcel, elaborados por sus alumnos en el período 1963-1971, y se acompaña de  fotografías de algunas actividades reflejadas en dichos cuadernos.

El resultado, a la manera de un caleidoscopio, nos ofrece cuatro escenarios diferentes de la educación en nuestra comarca a lo largo del siglo XX. Espero que su lectura os resulte de interés y, sobre todo, anime  a otras personas a investigar sobre la devenir de la educación en el Alto Palancia.